BelaTarrkovsKieslowsKiorastaMilosForMankiewicz

Para mis chorraditas

La Flor del mal / La fleur du mal (Claude Chabrol, 2003)

La fleur du Mal, de Claude Chabrol

Ficha técnica:

La Fleur du mal [La flor del mal]
Francia, 2002.
Francés, color, 104m.
Dirección: Claude Cabrol.
Intérpretes: Nathalie Baye (Anne), Benoît Magimel (François), Suzanne Flon (Tante Line), Bernard Lecoq (Gérard), Mélanie Doutey (Michèle), Thomas Chabrol (Mathieu).
Guión: Claude Chabrol, Caroline Eliacheff, Louise L. Lambrichs.
Producción: Marin Karmitz.
Música: Matthieu Chabrol.
Fotografía: Eduardo Serra.
Montaje: Monique Fardoulis.
Sonido: Pierre Lenoir, Thierry Lebon.
Decorados: Françoise Benoît-Fresco.
Vestuario: Mic Cheminal.
Compañías Productoras: Les Films de la Boissière – UGC YM, Go Films, France 2 Cinéma.

Para el que parece ser su quincuagésimo largometraje, Claude Chabrol nos lleva de nuevo al que parece ser su universo predilecto: una familia burguesa con muchos secretos y crímenes. François Vasseur vuelve después de cuatro años en Chicago. Nada ha cambiado, Michelle Charpin Vasseur sigue enamorada de él. Su padre, Gérard Vasseur, farmaceútico de prestigio sigue corriendo detrás de cualquier falda que se le ponga por delante. Su madrastra, Anne Charpin Vasseur está metida de lleno en la campaña electoral para la alcaldía. Pero un panfleto difamatorio hace resurgir el pasado.

No creo que ni los más adeptos de Chabrol disfruten especialmente esta película. Para los otros, la decepción es previsible.Demasiados clichés, un decorado plano, no llegamos ni siquiera a participar en la intriga de “¿quién habrá escrito el dichoso panfleto?”, ni en el suspense electoral, ni mucho menos en los amoríos de Michelle y François, bajo la protección de Tante Line y el beneplácito de la madre (y la tradición familiar según parece). De hecho, ni siquiera parece que la familia esté especialmente afectada por la aparición del panfleto.

Tras todo esto se esconde una historia de amores incestuosos, matrimonios consanguíneos, colaboración durante la guerra y, finalmente, de crímenes. Ya que la historia se repite y los secretos de familia se transmiten alcanzando a hijos y nietos. Por primera vez, Chabrol incluye una dimensión política en la historia, pero esta novedad no consigue salvar a la película del aburrimiento.

Aunque los ingredientes (odio, traición, sospecha) se han mezclado con cierta finura, el desenlace es débil (¿todo esto para ESTO?), aunque hay que reconocer que la última escena es muy simbólica: mientras que un nuevo drama se esconde en el piso superior, el resto de los protagonistas celebran en el salón como si nada hubiera pasado. Quizás quiera ser ése el mensaje de Chabrol: el tiempo y los acontecimientos, por muy dramáticos que sean, siempre son relativos, podemos aceptar sus consecuencias sin que lo cotidiano se resienta.

El problema es que se arriesga a que el espectador permanezca también impasible ante este tipo de cine este tipo de vida y este tipo de vida, como me ocurrió a mí: la película no me despertó la menor emoción. Personajes encorsetados, fríos, carentes de sentimientos.

Jueves, 28 junio 2007 - Posted by | Cine

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: