BelaTarrkovsKieslowsKiorastaMilosForMankiewicz

Para mis chorraditas

An inconvenient truth (Davis Guggenheim)

 

Una verdad incómoda: el coste del calentamiento global.

Mientras los efectos del calentamiento se hacen cada vez más evidentes, los científicos, casi por unanimidad, proclaman sus advertencias, las organizaciones ecologistas ofrecen consejos para una mejor gestión de la energía, el inmovilismo sigue reinando entre los dirigentes de las naciones más contaminantes del planeta.

La información que presenta esta película es desesperante para el futuro de nuestra civilización.

Al Gore ha convertido en un asunto personal su lucha para concienciar a la humanidad y convencerla para salvar el planeta. Desde hace más de 20 años, consulta a los principales investigadores y a los más eminentes científicos en busca de informes y estadísticas, así como de soluciones que protejan al ser humano contra sus propios excesos y sus catastróficas consecuencias.

Según sus propias palabras, su acción, que parece una auténtica cruzada, nació en 1999 cuando, tras el fracaso de su candidatura a la Presidencia de los Estados Unidos, perdió a su hijo Paul, de seis años, en un accidente de coche, después a su hermana, por un cáncer de pulmón. Se da cuenta, entonces, de la fragilidad de la vida, y de la necesidad de protegerla. “El calentamiento global es menos un asunto político que una cuestión moral”.

Recorre todo el mundo, ofreciendo más de un millar de conferencias. Con la película ha conseguido aumentar considerablemente su auditorio.

La película, titulada con justicia “Una verdad incómoda”, generosamente documentada, convence al espectador de que, en realidad, son sabía nada sobre el cambio climático. Transformando estimaciones y predicciones en cifras perfectamente comprensibles para el público en general, dejaría abrumado a cualquiera si no consiguiera convencer a su auditorio de que existen soluciones y que son accesibles para todos: uso de bombillas económicas, evitar el despilfarro de iluminación nocturna inútil, inflado correcto de neumáticos lo que permite un ahorro apreciable de carburante… en resumen, una demostración de que la catástrofe lo es todo, salvo inevitable.

En cuanto a los países, ataca principalmente a los que no firmaron el acuerdo de Kioto, es decir, Australia y, sobre todo, los Estados Unidos. Pues, si Australia solo juega un papel secundario en materia de emisiones de gas, muy distinto es el caso de los EEUU (24,3% de la emisión mundial), donde, el ex-Presidente Clinton había aceptado firmar el protocolo de intenciones antes del rechazo de ratificación definitiva del Presidente George Bush.

 

Países firmantes del tratado de Kioto:

  • Verde: Firmado y ratificado
  • Amarillo: Firmado y ratificación pendiente
  • Rojo: Firmado y rechazo de ratificación
  • Gris: Sin posicionamiento.

Este tratado, firmado en principio por 31 países industrializados, preveía una disminución de gases con efecto invernadero de un 5% entre 1990 y 2012. Según la ONU, Gran Bretaña es uno de los pocos países que ha realizado un esfuerzo real, mientras que el conjunto de los otros países afectados, que hoy alcanzan la cifra de 41, fracasa espectacularmente, progresando en un 2,4% de media sólo entre 200 y 2004.

Aumento de la emisiones de gases con efecto invernadero entre 1990 y 2005 (los peores alumnos):

Canadá : 24 %
España : 42 %
Estados Unidos : 13 %
Japón : 18 %
Irlanda : 26 %
Grecia : 26 %
Portugal : 37 %

 

Datos de la pelicula:

TITULO ORIGINAL An Inconvenient Truth
AÑO 2006
DURACIÓN 96 min.
PAÍS Estados Unidos
DIRECTOR Davis Guggenheim
GUIÓN Davis Guggenheim
MÚSICA Michael Brook
FOTOGRAFÍA Davis Guggenheim
REPARTO Documental, Al Gore
PRODUCTORA Paramount Classics
WEB OFICIAL http://www.climatecrisis.net/

 

Hablaba con mi tía en su blog sobre las últimas lluvias. Le dije que creía que tales catástrofes SÍ eran debidas al calentamiento global. Ahora, tras la peli, no lo creo, estoy segura.

 

¡Tenemos que hacer algo! ¡YA!

 

Lunes, 26 noviembre 2007 - Posted by | Cine

4 comentarios »

  1. Veré (veremos) la película una vez descargada, pero no creo que, aparte de recibir una fuerte “bofetada” (que siempre viene bien), nos diga nada que no sepamos ya, que no nos esten advirtiendo desde hace mucho tiempo. Intentemos nosotros, al menos, en nuestras pequeñas cosas, reclicar lo máximo posible y consumir lo mínimo. No podemos hacer más que eso y apoyar cualquier iniciativa que pretenda forzar a los gobiernos a “tomar cartas en el asunto”, pero cartas comprometidas y efectivas.

    Comentario por fonsi | Lunes, 26 noviembre 2007 | Responder

  2. Lo malo es lo que encuentro a continuación:
    SACAN A LA LUZ SUS RECIBOS DE LA LUZ
    La factura eléctrica de Al Gore, ¿una verdad incómoda?

    * Los datos muestran que gastó alrededor de 24.600 euros en electricidad el año pasado
    * Su asesora asegura que los Gore están instalando paneles solares en su mansión

    TERESA BOUZA (EFE)

    WASHINGTON.- ¿Vive Al Gore, el líder ecologista más famoso de EEUU, según sus principios? Sí, dicen sus portavoces. No, dice un centro de estudios de Tennessee cuyos responsables aseguran que, pese a “ir de verde” por la vida, el ex vicepresidente consume 20 veces más energía que una familia media.

    La polémica sobre la coherencia de Al Gore llega sólo unos días después de que el aspirante a la Casa Blanca en las elecciones del 2000 recibiese un Oscar por su documental ‘An Inconvenient Truth’ (‘Una verdad incómoda’), en el que alerta de las nefastas consecuencias del calentamiento global e invita a sus compatriotas a reducir el consumo de energía.

    “No parece que se esté aplicando su propia receta”, dijo Trent Seibert, portavoz del Tennessee Center for Policy Research, un centro de estudios promotor del libre mercado que, nunca mejor dicho, ha sacado a la luz las facturas eléctricas del ex vicepresidente estadounidense.

    El informe alcanzó prominencia nacional a última hora del lunes tras aparecer colgado en la conocida web de noticias ‘Drudge Report’, que destapó el escándalo de los devaneos de la becaria Mónica Lewinsky con Bill Clinton cuando éste ocupaba la presidencia.

    Los datos, que no han sido desmentidos por Al Gore, muestran que el director de ‘Una verdad incómoda’ gastó alrededor de 24.600 euros (unos 30.000 dólares) en electricidad el año pasado en su residencia de Nashville (Tennessee), una mansión con 20 habitaciones, ocho cuartos de baño y una vivienda aneja para invitados.

    Kalee Kreider, una portavoz de los Gore, aseguró en declaraciones a la cadena de televisión ABC que cada familia tiene distintas necesidades energéticas. En esa línea, no falta quien señale que con una vivienda de 930 metros cuadrados, muy superior al tamaño de la residencia media, no es de extrañar que los Gore consuman más que la media.

    Kreider insiste en que la cosa no queda ahí y señala que los Gore han tratado de reducir su “huella de carbono” (emisiones de dióxido de carbono, CO2, de las que es responsable cada individuo) al adquirir gran parte de su energía a través de fuentes renovables como el sol y el viento.

    La asesora aseguró, asimismo, que los Gore están instalando paneles solares en su mansión de Nashville, lo que les ayudará a reducir su consumo energético.

    Esos esfuerzos no impresionan a Drew Johnson, presidente del Tennessee Center for Policy Research, quien dijo “apreciar” la idea de los paneles solares en declaraciones a ABC, pero recordó que los Gore también tienen faroles de gas en su jardín, una piscina caldeada y una puerta eléctrica.

    Aunque agradezco que haya cambiado algunas bombillas (lo cierto es que Gore) no tiene el estilo de vida por el que aboga“, apuntó Johnson, quien destaca, en una entrevista que publica el periódico local ‘Tennessean’, que el ex senador demócrata gasta tanta energía en un mes como una familia media de EEUU en un año.
    Una de cal y otra de arena

    Pese a las críticas, el rotativo de Tennessee recuerda que Gore es uno de los fundadores de Generation Investment Management, una firma que invierte, entre otros, en proyectos solares y eólicos que reducen el consumo de energía alrededor del mundo.

    El centro de Tennessee aseguró no tener ningún plan oculto, una afirmación que cuestionan algunos observadores que ven el informe un esfuerzo concertado para desprestigiar a Gore.

    Los que se apuntan a esa teoría mencionan, por ejemplo, la investigación realizada este mes por el canal conservador de televisión Fox en la que cuestionaba el uso, y abuso, de aviones privados por parte de Gore en 2000.

    Al ex vicepresidente le avala de todos modos, una larga trayectoria ecologista de más de dos décadas, en las que ha sido una de las primeras voces en alertar contra el calentamiento global y en las que se ha atrevido a defender causas perdidas en EEUU como la adhesión de este país al Protocolo de Kioto.

    Comentario por cachito | Lunes, 26 noviembre 2007 | Responder

  3. De todos modos, podemos pensar que este señor diría: “haz lo que digo, no lo que hago”.

    Comentario por cachito | Lunes, 26 noviembre 2007 | Responder

  4. Olvidé comentarlo antes, porque lo de los aviones sí que parece un poco sangrante porque, salvo supongo que algún momento puntual ¿no podría este hombre viajar en línea regular?.
    Por otro lado si tanto y tan bien predica, a estas alturas su casa (o las que tuviera), ya tendría que tener instalados todos los adelantos (paneles solares…) que hubiera con el fin de empezar por él mismo.
    También es cierto que yo alguna vez he contestado eso, queridiña: haz lo que digo, no lo que hago.
    En fin…

    Comentario por fonsi | Lunes, 26 noviembre 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: