BelaTarrkovsKieslowsKiorastaMilosForMankiewicz

Para mis chorraditas

El voto oculto de Rosa Díez

El voto oculto de Rosa Díez

Fernando Iwasaki

Con la honrosa excepción de ABC, ningún medio de comunicación se ha atrevido a revelar las valoraciones, estimaciones y expectativas de voto del partido de Rosa Díez, por no hablar del sustancioso adelanto de su nuevo libro «Merece la pena» (Planeta, 2008), publicado por ABC el domingo pasado. Se habla mucho del cordón sanitario contra el Partido Popular, pero casi nadie habla de la cuarentena mediática que pesa sobre las siglas de UPyD. Y conste que se me antoja un error táctico flagrante, porque el PP ha tocado techo electoral y sus posibilidades dependen de una baja participación que supuestamente podría perjudicar al PSOE, mientras que las posibilidades del PSOE pasan –como siempre- por saquear al electorado de IU.
Los votos de Rosa Díez provienen de todas las corrientes políticas porque es el único partido transversal, aunque la misma Rosa –como Fernando Savater, Mikel Buesa, Carlos Martínez Gorriarán o Alvaro Pombo- se reconozcan socialistas. Sin embargo, ello no ha sido un obstáculo para que liberales como Mario Vargas Llosa o ex-dirigentes del Partido Popular como Fernando Maura –por no hablar de otros intelectuales como el filósofo Aurelio Arteta o el escritor Antonio Muñoz Molina- se sientan cómodos dentro de UPyD. Probablemente Rosa Díez no será presidenta del gobierno después de las elecciones del 9-M, pero a la vista de lo conseguido hasta hoy sí podríamos decir que será la gran ganadora de la jornada electoral, porque en menos de seis meses se ha convertido en la tercera figura política mejor valorada por los españoles, ha sido capaz de atraer a prestigiosas personalidades y ha creado de la nada un partido que presenta candidatos por toda la geografía española.
Por otro lado, una de las virtudes de Rosa Díez ha consistido en devolverle a un número indeterminado de ciudadanos la ilusión por votar, de donde se desprende que cuenta con un respaldo que hasta ahora escapa de los sondeos, aunque todavía no me queda claro si es porque las encuestas no preguntan por UPyD o porque los medios de comunicación se niegan a publicar los resultados de UPyD. En cualquier caso, los votos que Rosa Díez puede reunir no provienen de indecisos, sino de personas que saben muy bien que no desean votar ni por el PP ni por el PSOE. Por lo tanto, se equivocan quienes desean ningunear el poder de convocatoria de Rosa Díez, pues en una situación de empate técnico sería deseable que una fuerza como UPyD fuera más decisiva que los nacionalismos independentistas.
A menos de un mes para las elecciones, tanto PP como PSOE han renunciado al debate de las ideas para enfrascarse en subastar generalidades como el pleno empleo, las rebajas fiscales y las viviendas de protección oficial, con alguna oferta puntual en materia de seguridad e inmigración. Nadie formula propuestas doctrinarias porque nadie habla de reformar la Constitución, ni de cambiar la ley electoral, ni de garantizar la independencia de los jueces, porque ambos partidos sueñan con mayorías absolutas que les permitan hacer lo mismo que criticarían si el vencedor fuera el otro.
Sin embargo, las posibilidades de que Rosa Díez consiga atraer a los decepcionados de Zapatero son tan grandes, que cuesta creer que ciertos medios de comunicación críticos con el gobierno socialista ignoren y silencien las propuestas de UPyD. De hecho, esas mismas emisoras y periódicos le dedican más cobertura a Herri Batasuna y ANV, que al partido de Rosa Díez. Sin embargo, como UPyD logre formar grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados, los ninguneos se van a convertir en chantajes y extorsiones.
Con todo, UPyD ha sabido crearse un espacio propio en un tiempo escaso, ha propuesto iniciativas que han refrescado el debate electoral, ha conectado con la conciencia crítica de un número incalculable de ciudadanos, ha reunido a una serie de prestigiosos intelectuales en torno a su programa y ha convertido a Rosa Díez en la figura de mayor proyección política de los próximos años.

Lunes, 18 febrero 2008 - Posted by | Sociedad

1 comentario »

  1. Cada vez más desencantada y cansada, ya no me fío de nadie y, me temo que, finalmente sería un voto en blanco o uno de apoyo y yo me entiendo.
    Besitos.

    Comentario por Tita | Martes, 19 febrero 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: