BelaTarrkovsKieslowsKiorastaMilosForMankiewicz

Para mis chorraditas

Firmas por la reforma de la ley electoral

MANIFIESTO POR LA REFORMA DE LA ACTUAL LEY ELECTORAL

Un cada vez más extenso grupo de ciudadanos considera una urgente necesidad democrática reformar la actual Ley Electoral.No es de justicia que a Izquierda Unida le cueste cada escaño 481.520 votos y a UPyD 303.535 votos mientras que al PNV le cuesta solamente 50.541, a Nafarroa Bai 62.073, al PSOE 65.470 y al PP 66.470 votos. No es equitativo que IU, tercera fuerza política en número de votos obtenga 2 escaños con 900.000 votos y UPyD, quinta fuerza política con 300.000 alcance únicamente 1 asiento en el Parlamento mientras el PNV con 300.000 votos consigue 6 diputados.Este sistema adultera la voluntad de los ciudadanos emitida en las urnas, escamotea la representatividad y proporcionalidad de un sistema multipartidista como el español y burla el deseo de gran parte de los votantes que observan como su voto no vale nada en virtud de una Ley Electoral caduca.

Por tanto:

  • Exigimos a las dos grandes formaciones políticas españolas una profunda reflexión sobre el tema desvinculada de sus intereses partidistas, coyunturales y electorales.
  • Reclamamos que escuchen las voces que se alzan en la sociedad representando a una mayoría deseosa de un cambio que permita que el voto de todos los ciudadanos tenga el mismo valor.
  • Demandamos una reforma de la actual Ley Electoral, por injusta y alejada del principio “Un ciudadano, un voto”.

POR UNA REFORMA DE LA LEY ELECTORAL.

UN CIUDADANO, UN VOTO.

FIRMA AQUÍ

¿Vale la pena cambiar la ley electoral?

Algunos partidos, ya sea antes o después de las elecciones, han planteado la conveniencia de una reforma de la ley electoral.

Ante todo, mi opinión es que la democracia es un medio para cambiar de gobierno de forma pacífica, no un fin. La cuestión fundamental de la política es cómo limitar al máximo el gobierno (es decir, en última instancia, la coacción), no quién debe formar parte de él. El problema, por tanto, no lo veo tanto en la composición del legislativo, como en su función de mero apéndice del ejecutivo.

Dicho esto, analicemos la representatividad de los distintos partidos en el Congreso. Para ello, bastan unos sencillos gráficos como los que pueden verse a continuación. El primero nos muestra el porcentaje de votos y el porcentaje de diputados obtenidos por cada partido, y el segundo lo mismo, pero limitado a los partidos minoritarios para una mejor visualización.



Las conclusiones saltan a la vista. Son las siguientes:

  • El PNV es el partido más favorecido en su representatividad.
  • Los dos grandes partidos, PSOE y PP, resultan ligeramente favorecidos.
  • CiU es el partido cuyo porcentaje de escaños se corresponde de manera más ajustada a sus votos.
  • Los demás partidos nacionalistas o regionalistas no están sobrerrepresentados, sino al contrario (salvo NA-BAI).
  • IU y UPyD son los partidos más perjudicados.

De aquí se deduce que la opinión de que la ley electoral beneficia a los partidos nacionalistas, es una media verdad. Sólo puede afirmarse de manera rotunda del PNV.

Otra cosa es que su influencia en el ejecutivo sea excesiva, o que otros partidos minoritarios que no son nacionalistas estén mucho peor representados.

Lo primero me parece mal, pero no es achacable a la ley electoral en sí, aunque está claro que imponiendo unos porcentajes mínimos para entrar en el parlamento se podría atajar de manera drástica el problema. Pero con ello sólo se evitaría la cuestión de fondo, que es el papel de las Cortes como mera cámara de resonancia del ejecutivo que, en la práctica, les asigna la Constitución. No sólo eso: Posiblemente tendríamos un parlamento más cómodo para el partido gobernante, sea cual sea, lo cual no creo que sea un resultado deseable desde un punto de vista liberal.

En cuanto a lo segundo, que las minorías estén infrarrepresentadas, ni siquiera me parece que esté mal. No creo que la proliferación de siglas en el arco parlamentario sea necesariamente una garantía de mayor libertad. Ahí tenemos el ejemplo de Estados Unidos, donde verdaderamente existe una independencia del poder legislativo, y en cambio el bipartidismo es aún más acentuado que en nuestro país.

Viernes, 21 marzo 2008 - Posted by | Sociedad

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: