BelaTarrkovsKieslowsKiorastaMilosForMankiewicz

Para mis chorraditas

La rebelión de los creyentes

Nos fuimos de vacaciones en julio con una declaración de RD a los medios de comunicación, tras la apertura de expedientes de expulsión a 14 afiliados críticos y la dimisión de Mikel Buesa, en la que negaba cualquier crisis en el partido, alegando que se trataba de una simple enfermedad de crecimiento. Nada anormal. Pero nada puede ser más anormal que en los albores de un “partido nuevo” venido a regenerar la democracia, se ejerza la selección negativa “expulsando a los mejores y promocionando a los individuos mediocres y sin escrúpulos”. Ni que, salvo excepciones, la afiliación del partido haya guardado un silencio vergonzante. Como vergonzante es que quienes tienen la responsabilidad de tutelar un proyecto social, suscrito por más de trescientasmil personas, hayan sustituido la lealtad a ese proyecto y el respeto al votante que nos puso en el Congreso, por el culto a un líder. Anormal es, en fín, que el aspirante a bombero se enamore del fuego y se convierta en pirómano; aunque Freud lo calificaría de edipo irresuelto.

El verano vino bien para bucear en las hemerotecas, alucinar entre las frases de ayer y los hechos de hoy, reflexionar y concluir que el problema de la criatura no es otro que la enfermedad de sus dirigentes. Grave por cierto, porque deriva en la pérdida de memoria, de conciencia, en la perversión del pensamiento, del lenguaje y por ende del comportamiento. Eso explica que se siga errando de cara a la organización del próximo congreso, especialmente en lo relativo al reglamento regulador, al margen de la legalidad. Todo sumado, hizo que este verano también sirviera para poner en perspectiva las dudas entre salvar el partido o salvar el proyecto, y si esa salvación puede venir con las suficientes garantías por parte de quien ha ocasionado la debacle. Con dolor, las posturas se van alineando hacia el convencimiento de que esto no tiene arreglo y de que por encima de todo es preciso salvar el proyecto; con otro nombre y otras gentes. Ello no quita para que se haya organizado un movimiento de resistencia con el fin de plantar cara en un congreso viciado de antemano. Saben que más importante que ganar un debate nulo, es recuperar su autoestima, denunciando el fraude del que se ha sido objeto. Además, no es solo cuestión de salud mental, responsabilidad, coherencia y respeto hacia el manifiesto que suscribieron, sino también de pedagogía democrática, destinada a afiliados, partidos y líderes políticos. ¡Bravo por todos ellos!

Es mejor volver atrás que perderse en el camino, dice un adagio popular. Si el peor de los escenario se hace realidad y RD a falta de humildad, careciese de la inteligencia y de la capacidad suficientes para rectificar la actual trayectoria, retornar al manifiesto, recuperar a los expulsados, y liderar este proyecto con los mejores, más íntegros y capaces, la clausura del congreso dará la victoria, que no la razón, a quienes la han amañado. Pero como en el pecado está la penitencia, se habrán cortado la rama en la que habían hecho su nido. Con la renuncia de los justos, desprovisto el partido del elemento diferenciador que era su ideario y de su mejor gente, las municipales serán un fiasco social, ya que la materia prima con la que contarán (borregos que ni ven, ni quieren ver, o judas que ven, callan y otorgan por interés personal) no es la más apropiada ni para fidelizar un voto, ni para regenerar cosa alguna.

La pregunta es ¿qué puede aportar a la sociedad un partido edificado sobre la traición a su ideario fundacional con unas bases semejantes? Imaginémoslos en la visceral política municipal frente a dos poderosos partidos rivales que no dudarán en unir fuerzas para desacreditarlos sistemáticamente con razón o sin ella. Atados de pies y manos por la falta de credibilidad para hablar y defender fuera lo que no han tenido la valentía de defender dentro, sufrirán en carne propia las consecuencias de su silencio. Y como no hay razón de principios para aguantar la presión, los Judas, que son oportunistas natos, pronto verán más ventajoso pasarse a la competencia, con más medios. Ser cantera de tránsfugas es el futuro que le espera a un UPyD, construido sobre la base de esa selección negativa en un sistema de partidos consolidados. Es la otra cara de la moneda. El manipulador termina siendo manipulado. Y “la piragüa” se irá a pique en menos de lo que canta un gallo. Arrastrando con ella, eso sí, la esperanza de miles de ciudadanos. Lo imperdonable es que este sucio juego haya sido deliberado.

La deriva de UPyD ha sido tan grande en tan poco tiempo que solo se explica con la tesis de que el guión estaba escrito. El contexto socioeconómico del país con un estado débil, rehén de los nacionalismos, con el caos en la política terrorista, exterior, lingüística y educativa, con la sumisión del poder judicial al político, la corrupción salpicando a unos y otros ,…, fue bien aprovechado. Quienes habían decidido manejar los invisibles hilos de la fe para sus espurios fines y quienes necesitaban creer en una sociedad mejor, coincidieron en el quantum espacio tiempo. El marketing sería posible con el aval intelectual y moral de grandes plumas en el país. RD, por su parte, se encargaría de atraer al votante crítico aún a costa de “apropiarse de los mensajes y posiciones, que pertenecen a todos aquellos que han defendido desde, al menos, 1978 la libertad, la solidaridad y la igualdad de oportunidades, la división de poderes y la regeneración democrática de la política en España”, como dice Clemente Polo en la tribuna de El País, del sábado 5 de septiembre. Una vez seducidos, sería más fácil, en honor a la eficacia, virar hacia la autocracia, aprovechando la buena racha de la baza.

Entender por qué las cosas no podían haber sido de otro modo, requiere “adentrarse en la intrahistoria de UPyD” como dice Gerardo en su excelente artículo sobre la ponencia política. Llevar a buen puerto un proyecto transversal, exige un espíritu libre pensador capaz de promover un liderazgo nuevo, con capacidad para vertebrar y cohesionar fuerzas muy diversas en un marco nuevo, alejado del monolitismo digno de una organización de partido propia del siglo XIX. ¿Podían llevar a término ese proyecto quienes no habían tenido literalmente tiempo de cambiar el conocido espíritu de la rosa y el puño, de corte estalinista, especialmente diseñado para el sectarismo? – Solo quien ha deshecho el camino de la pertenencia ideológica, sabe cuan complicada y larga puede ser esa metamorfosis. Pero ante la duda imperó la fe.¡Cuantas facilidades se le dio al deseo y qué pocas a la razón!.

Durante un tiempo, RD fue una magnífica actriz en la portavocía de nuestros sueños políticos y expectativas. Pero quizás, obnubilados por la excelencia de las palabras, obviamos su limitación ideológica, intelectual y moral para convertirlas en hechos. Ahora, que el engaño se pone de manifiesto, nos queda la sensación de haber sido ingenuos en exceso. Pero en nuestra defensa alegaremos que la falta de fe es incompatible con la supervivencia. El ser humano cree porque necesita creer. Y los políticos lo saben. No en vano se afanan en convertir el laicismo en una religión de Estado. Ya que si algo han aprendido de ella, es a copiar sus mecanismos arcaicos de control y pertenencia mediante el dogma. Obviando, eso sí, el importante hecho de que en una sociedad individualista del siglo XXI, la elección entre el dogma o el libre arbitrio la hace el individuo. Por ello, elegimos creer ayer y hoy en nuestro manifiesto fundacional, patrimonio de todos. Y rebelarnos ante la manipulación de la que está siendo objeto para beneficio de unos pocos. Sí. R.D., eligió engañarnos, ha cometido un gran error. No obstante, su mayor error es haber creído que nunca le pediríamos cuentas por ello.

    • Josefina Fraile
      Simpatizante y activista de UPyD, no afiliada

Jueves, 24 septiembre 2009 - Posted by | Sociedad

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: